Casos de VIH en América Latina aumentaron 21% en 10 años

Durante los últimos 10 años, los casos de VIH en América Latina aumentaron 21%, y que esta situación se ha visto agudizada por la pandemia de COVID-19. A la vez, las muertes por enfermedades relacionadas con el sida disminuyeron 8% en el mismo lapso, pero ese índice bajó 37% en el Caribe.

Esto lo informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de un comunicado de prensa, emitido con motivo del Día Mundial del sida, que se conmemora el 1 de diciembre. El organismo regional también detalló que el número de casos nuevos de VIH ha ido aumentando año con año, por lo que pasó de 100 mil en 2010 a 120 mil en 2019. Por su parte, el número de muertes relacionadas con el sida por año disminuyó “levemente”, de 41 mil en 2010 a 37 mil en 2019.

La directora de la OPS, Carissa F. Etienne, consideró que estos datos no dejan duda de que “la infección por el VIH todavía representa un grave problema de salud pública en América Latina”, y que se debe hacer frente a las desigualdades, el estigma y la discriminación “para asegurarnos de que nadie se quede atrás”.

Además, desde el inicio de la pandemia de COVID-19 se ha registrado una disminución importante de las pruebas de detección de VIH. Como ejemplo están ocho países: Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Perú, República Dominicana y Santa Lucía, que realizaron alrededor de 4 mil pruebas de VIH menos en los primeros 6 meses de 2020, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Frente a este panorama, el director regional del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), César Núñez, advirtió que “cualquier desaceleración en la prestación de servicios (de VIH) dejará a muchos grupos particularmente vulnerables en mayor riesgo de contagio o muerte relacionada con el sida”.

Los logros

Pero no todo ha sido retroceso. La OPS también reportó algunos importantes avances en materia de VIH en la región. 

Por ejemplo, el porcentaje de mujeres con VIH embarazadas que reciben tratamiento antirretroviral, el cual disminuye la posibilidad de transmitir el virus a sus hijos, subió de 52% en 2010 a 74% en 2019. Por su parte, el porcentaje de hijos que nacen de mujeres con VIH y que contraen la infección bajó de 20% en 2010 a 15% en 2019.

Además, el porcentaje de personas con VIH en tratamiento antirretroviral aumentó de 43% en 2019 a 60% en 2019, y actualmente más de la mitad (53%) de las personas con VIH en la región de Latinoamérica y el Caribe tienen la infección controlada gracias al tratamiento antirretroviral.