El amor después del VIH

El amor después del VIH

Enfrentar un diagnóstico de VIH es conocer que muchas cosas de la vida cotidiana van a cambiar a partir de ese momento. Procesar todos estos cambios toma tiempo, y es importante tratar de manejar una cosa a la vez.

Y uno de los aspectos que necesariamente se ven trastocados es la relación de la persona con el amor y el concepto de pareja. Cuando hablamos de una persona soltera que recibe un diagnóstico de VIH, muchas veces la idea catastrófica de que nadie podría aceptarla es la que invade la mente.

Afortunadamente, hoy existen muchos recursos donde buscar información para que las personas con VIH tengan una mejor calidad de vida, y obtengan también algunas herramientas para poder comunicar su diagnóstico en el momento en que lo decidan.

Compartir o no tu diagnóstico

Sin embargo, hay que reconocer que una mezcla de sensaciones afecta a las personas con VIH que intentan iniciar una relación estable. Por un lado, como la mayoría de las personas, quien vive con VIH quiere ser aceptada, y eso puede llevarla a sentir temor de compartir su diagnóstico. Y por el otro, guardar silencio sobre su situación de salud puede generar un sentimiento de culpa, ya sea porque siente que está engañando a la otra persona o porque cree que la pone en un peligro inminente.

Indetectable

Por esto, un concepto que debe darse a conocer de la manera más amplia posible es el de la indetectabilidad. Una carga viral indetectable, es decir, tan baja que no puede ser encontrada por las pruebas de VIH disponibles, hace que las probabilidades de transmitir el virus sean prácticamente nulas. 

La indetectabilidad no es sino consecuencia de un tratamiento adecuado. Con esto se confirma que los beneficios de cumplir con el tratamiento no son sólo para la persona con VIH, sino también para su próxima pareja a final de cuentas, para la comunidad en general.

Con la asesoría y la atención médica adecuada, cada vez será más fácil comunicar un diagnóstico al poder decir: “vivo con VIH, pero mi infección está totalmente controlada, y eso significa 0% de riesgo de transmisión”.

Es verdad que el estigma y la discriminación por esta condición de salud todavía existe, pero visibilizar este tipo de datos es lo que va a ir aligerando la carga asociada a la infección. El diagnóstico de VIH no es un camino fácil, pero solo la información precisa, que derrumbe mitos, va a conseguir alejar los prejuicios que lo rodean.

En AHF Panamá podemos ayudarte. Ofrecemos consejería y te acompañamos en tu tratamiento de VIH de manera gratuita. Haz tu cita hoy o escríbenos por WhatsApp para más información.