El tratamiento ARV frena el envejecimiento biológico relacionado con el VIH

El uso del tratamiento antirretroviral ha permitido que la infección por VIH sea una enfermedad crónica, donde las personas alcanzan una esperanza de vida muy similar a la de la población sin VIH. Sin embargo, a medida que la población con VIH ha ido envejeciendo, se ha observado que tienen una probabilidad mayor de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad, como complicaciones cardiovasculares, cáncer o deterioro cognitivo.

Un estudio recientemente publicado en la revista médica The Lancet-HIV ha sido uno de los primeros en demostrar que el tratamiento antirretroviral sí tiene un efecto positivo para detener el envejecimiento prematuro relacionado con el VIH.

Estudios previos han mostrado que el envejecimiento biológico acelerado se relaciona con una mayor mortalidad y mayor riesgo de padecer enfermedades asociadas al envejecimiento.

Esta investigación fue conducida por un equipo español y analizó el envejecimiento biológico de un grupo de 168 personas con VIH, comparándolo con 44 personas sin infección, pero con las mismas características de edad y sexo. La medición se realizó con biomarcadores llamados “relojes epigenéticos”, es decir, algoritmos que predicen la edad biológica según los niveles de una serie de modificaciones químicas en el ADN, que se sabe que cambian con la edad.

De acuerdo con los cuatro relojes epigenéticos analizados, las personas con VIH que no tomaban tratamiento presentaban una aceleración del envejecimiento biológico en comparación con las personas sin VIH (de entre 1.5 y 7.3 años, dependiendo del biomarcador). Además, este envejecimiento acelerado estaba intensificado en las personas con una inmunodeficiencia de linfocitos T CD4 mayor y con niveles del virus más elevados en su sangre.

Una vez que todas las personas del estudio pasaron dos años en tratamiento y lograron una carga viral indetectable, el equipo de investigación observó una desaceleración significativa del envejecimiento biológico, aunque los niveles todavía eran más altos en personas con VIH en dos de los cuatro biomarcadores analizados.

Este hallazgo, reporta el portal Consalud.es, sugiere que la reconstitución inmunológica puede ser uno de los factores influyen en la desaceleración del envejecimiento biológico observada después de iniciar el tratamiento antirretroviral. Por esto, los investigadores consideran que su trabajo es una evidencia más de los beneficios del tratamiento antirretroviral para la calidad de vida de las personas con VIH.