A new, more transmissible and harmful HIV variant is identified

A new, more transmissible and harmful HIV variant is identified

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) se refirió a una reciente investigación holandesa que identifica una nueva variante del VIH, más transmisible y más dañina que las conocidas hasta ahora, y reafirmó que es necesario llegar a la mayor cantidad de población posible mediante pruebas de detección y tratamientos.

Los primeros días de febrero, un equipo de investigación de la Universidad de Oxford reveló la existencia de la llamada variante VB (“variante virulenta del subtipo B”) del VIH, un subtipo del virus que se multiplica de forma tan eficiente que las personas presentan una carga viral de 3.5 a 5.5 veces mayor que con los otros subtipos.

Detectar y tratar

Los investigadores estimaron que la variante VB se originó en Holanda desde principios de la pandemia (entre los años ochenta y noventa) y tuvo su mayor etapa de propagación en los años 2000. Sin embargo, esta es la primera vez que se estudia este subtipo y se le describe con detalle.

Por fortuna, aunque es más virulenta, la variante VB es igualmente detectada por las pruebas disponibles y responde a los tratamientos de manera idéntica que las variantes previas. Esto pone nuevamente sobre la mesa la necesidad de intensificar los esfuerzos por acabar con la pandemia de VIH en el menor tiempo posible, utilizando los recursos que se tienen hasta el momento.

De acuerdo con el comunicado de ONUSIDA, 10 millones de personas que viven con VIH en todo el mundo todavía no tienen tratamiento, situación que sigue alimentando la propagación del virus y crea un escenario para el potencial surgimiento de más variantes.

“Necesitamos implementar las innovaciones médicas de avanzada de forma que lleguen a las comunidades que más las necesitan”, afirmó Eamonn Murphy, Subdirector Ejecutivo de ONUSIDA. “Ya sea el tratamiento contra el VIH o las vacunas contra COVID-19, las inequidades en el acceso perpetúan las pandemias de formas que nos dañan a todos”, señaló.

Además, el organismo internacional recordó que aproximadamente 79 millones de personas se han infectado con el VIH en todo el mundo, lo que mantiene a ésta como “la más mortífera pandemia de nuestra era”, para la cual todavía no existe vacuna ni cura.

Por ahora, sólo se cuenta con dos tipos de recursos para combatir al VIH: la prevención y el tratamiento oportuno. Por eso, en AHF América Latina y el Caribe trabajamos para acercar estas herramientas a las poblaciones que más lo necesitan. Si quieres obtener condones gratis, hacerte una prueba de detección sin costo o recibir acompañamiento para iniciar o retomar tu tratamiento antirretroviral, localiza nuestras oficinas en tu país o escríbenos por Whatsapp.