Combining vaccines could be the key to stopping HIV

Combining vaccines could be the key to stopping HIV

Después de 40 años, la comunidad científica aún no ha podido desarrollar una vacuna contra el VIH, virus que causa el sida, pero el panorama podría comenzar a cambiar debido a los más recientes descubrimientos.

Un grupo de científicos españoles experimentaron en monos y demostraron que la combinación de varias vacunas y un periodo de administración determinado son dos factores clave para una buena respuesta inmunológica frente al VIH, lo que podría llevar a la ansiada vacuna.

Una solución compleja

La investigación se realizó en el Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, financiada por la Fundación Gates. Fue el propio CSIC el que dio a conocer, mediante un comunicado, el avance.

El experimento consistió en combinar tres tipos de vacunas: una basada en ácido nucleico (ADN), otra que funciona mediante algo llamado vector de poxvirus no replicativo en células humanas (NYVAC), y una más que actúa en la proteína Env de la envoltura del VIH.

En palabras del virólogo Mariano Esteban, las preguntas que se plantearon responder fueron dos:

  • Administrar la proteína Env junto con la vacuna de ADN o de NYVAC ¿puede acelerar la producción de anticuerpos contra el VIH?
  • ¿Se obtiene una respuesta inmunológica de mejor calidad si se añaden dosis de refuerzo?

El investigador recordó que, para que el cuerpo logre controlar la infección por VIH, es necesario que tenga una respuesta inmunológica potente y mantenida en el tiempo, generando anticuerpos neutralizantes de amplio espectro, y además activando los linfocitos B y T de memoria (un tipo de células que forman parte del sistema de defensa del cuerpo) específicos para combatir al virus.

La combinación perfecta

En el estudio, publicado en la revista médica Frontiers in Immunology, se probaron distintas combinaciones de vacuna de ADN, de vector NYVAC y de proteína Env, suministradas por vía intramuscular en macacos divididos en grupos de 8 a 12 ejemplares, y se les inyectó en las semanas 0, 4, 12 y 24 del periodo de estudio.

Después, se analizó el efecto que resultaría de poner una inyección más a las 36 y a las 48 semanas.

De acuerdo con la investigadora principal, la doctora Beatriz Perdiguero, las distintas combinaciones indujeron amplias respuestas inmunológicas, con una activación equilibrada de linfocitos T y también produciendo un gran número de anticuerpos, aunque no de los anticuerpos neutralizantes que específicamente se habían propuesto obtener en un inicio.

Según los resultados, se observó que la conjunción de la proteína Env con la vacuna de ADN o con vector NYVAC, utilizada como primera dosis de un esquema más amplio sería el protocolo “optimizado” para la inmunización frente al VIH.

Asimismo, el doctor Esteban comentó que estudios como este son relevantes porque toman el potencial de distintos componentes del sistema inmunológico y, al combinarlo, lo mejoran de manera que se puede controlar la resistencia del virus a la acción de las vacunas.

El virólogo también comentó que estas investigaciones arrojan luz sobre cómo la administración continuada de vacunas no aumenta de forma exponencial la respuesta inmune inducida más allá de la cuarta dosis, algo que se había propuesto hacer con los esquemas de vacunación contra COVID-19, pero que al parecer no tendría los resultados esperados.

Pero mientras la ciencia logra, por fin, diseñar una vacuna eficaz contra el VIH, las herramientas más valiosas con las que contamos actualmente son la prevención y la detección. En AHF América Latina y el Caribe trabajamos día a día para que la atención en VIH llegue a las personas que la necesitan, por eso te ofrecemos pruebas de VIH gratis y condones sin costo. Estamos en 11 países de la región, busca nuestra oficina cerca de ti y haz tu cita ya.