Men with HIV have less testosterone, study reveals

Men with HIV have less testosterone, study reveals

Un nivel bajo de testosterona, la hormona sexual masculina, sería más frecuente en hombres con VIH, aun cuando estén en tratamiento antirretroviral, que en hombres de características similares pero que no tienen VIH. 

El déficit de esta hormona (es decir, un nivel insuficiente de ella) se encontró en el 9% de los hombres con VIH participantes en un estudio realizado en Francia, esto es el doble de la frecuencia en hombres sin el virus.

Según lo reportado por el sitio web de CATIE, una organización canadiense dedicada a difundir información científica sobre el VIH y la hepatitis C, la deficiencia de testosterona era común en hombres con el virus en la época donde no existían los tratamientos antirretrovirales, pero esta investigación halló que sigue siendo relativamente frecuente, aunque el hombre esté bajo tratamiento y tenga un nivel indetectable de VIH.

Depresión y disfunción eréctil

Casi 200 hombres con VIH fueron incluidos en el estudio, donde la testosterona se midió con análisis de laboratorio. En promedio, tenían 43 años de edad y 9 años de haber sido diagnosticados con VIH, y todos tomaban tratamiento antirretroviral y tenían un nivel de virus indetectable (en promedio, lo habían mantenido así por 3 años).

El equipo de investigación observó que 9% de los participantes tenían déficit de testosterona, el doble de lo reportado por otro estudio realizado antes en Estados Unidos en varones sin VIH.

Además, se encontró que más de la mitad de los hombres reportaban disfunción eréctil y un tercio de ellos padecían depresión, situaciones que habían deteriorado su calidad de vida.

Los antirretrovirales tienen sus límites

Los investigadores señalan que, aunque está ampliamente demostrado que las personas en tratamiento contra el VIH tendrán una expectativa de vida muy cercana al resto de la población, los antirretrovirales no pueden resolver todos los problemas. La activación inmunológica y la inflamación son dos desafíos que no se han podido vencer, y que involucran al deterioro de órganos como el cerebro, el corazón, el hígado, los pulmones, los riñones y el páncreas. Estos mismos procesos podrían estar causando el déficit de hormonas como la testosterona y la hormona del crecimiento.

Los autores también concluyen que el personal médico debe poner especial atención en los hombres con VIH que presenten ciertos factores que resultaron relevantes en su estudio, como son tener más de 43 años de edad, tener un porcentaje de grasa corporal mayor a 19% y tomar el medicamento efavirenz, pues estas características los hacen más propensos a la deficiencia de testosterona.

Como vemos, la ciencia sigue tratando de descubrir en su totalidad los mecanismos por los que el VIH afecta el cuerpo humano. Mientras tanto, protegerse de este virus será la mejor decisión para preservar nuestra salud. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis o necesitas iniciar o retomar tu tratamiento, acércate a AHF América Latina y el Caribe, localiza nuestro centro en tu país o escríbenos por Whatsapp.