Los diversos objetos del deseo

Los diversos objetos del deseo

¿En qué te fijas primero cuando conoces a alguien que te atrae? Los clásicos dirán que en los ojos, algunas mujeres mencionarán las manos, y los más atrevidos (sin importar el género) quizás dirán que cierta parte trasera del cuerpo.

Aunque las respuestas pueden ser variadas, hay más o menos un consenso acerca de lo que nos puede atraer de las personas que consideramos potenciales parejas. Pero puede suceder también que el mayor objeto del deseo sean los pies de esas personas. O las axilas sin depilar. O los dientes extremadamente blancos.

El hecho de excitarse con partes del cuerpo que culturalmente no se relacionan con el sexo puede despertar suspicacias. ¿Hay algo malo conmigo por sentirme tan atraído por las orejas de esta chica? O por otro lado, ¿hay algo malo con este hombre con el que estoy saliendo, que me pide mirar mientras me rasuro las piernas?

¿Qué es un fetiche sexual?

Ponerle una carga erótica a algo (ya sea una zona del cuerpo, un objeto como una prenda de ropa o un aroma) que socialmente no la tiene es considerado un fetiche sexual. El propio término puede tener una carga negativa, aunque eso no necesariamente es así.

Un fetiche puede ser esa chispa que detona la libido y que pone en marcha la excitación, por más que a otros les parezca raro. El olor a sudor acumulado debajo de los pechos femeninos o el olor a pies masculinos son solo un par de ejemplos que podrían poner a la defensiva a más de uno.

Recuerda que debe ser consensual y proteger tu salud

Sin embargo, en el mundo de la sexualidad todo es válido, siempre y cuando las personas que se involucren lo hagan consciente y libremente en las prácticas. Si a ti te enloquecen las corvas y encuentras a alguien que ame lucir las suyas, no hay nada que temer. Por supuesto, hay que agregar que estas actividades no deben atentar contra la integridad ni la salud de los participantes.

Para proteger la salud, las herramientas más eficientes que tenemos disponibles son los condones. Si encontraste a una persona cuya cabellera negra te hace perder la cabeza, y esa persona se siente bien con eso, entonces todo está listo, así que la protección llegará a completar ese escenario donde podrán compartir sus fetiches sin preocupaciones.

En AHF Latam y Caribe creemos que las personas deben ser libres para disfrutar su sexualidad al máximo pero siempre con protección. Por eso ponemos a tu disposición condones y lubricantes gratuitos. Así como pruebas de VIH, ITS y consultas médicas. Para conocer más, visita nuestros servicios por país, haz una cita, visitanos o escribenos por WhatsApp.