Los equipos de salud, pieza clave frente a la violencia sexual

Los equipos de salud, pieza clave frente a la violencia sexual

Tan sólo en este año, de enero a septiembre, 2,500 personas –en su mayoría mujeres cis o trans, pero no únicamente– reportaron haber sufrido violencia sexual como la principal razón para acudir a hacerse una prueba de VIH con AIDS Healtcare Foundation (AHF) o sus aliados en América Latina y el Caribe.

Lo anterior es tan avasallador como las cifras que leeremos alrededor del 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres:

Hasta 15% de ellas han sido agredidas sexualmente por alguien que no es su pareja en esta región, de acuerdo a un gran estudio de la Organización Mundial de la Salud. Y sabemos que las mayores tasas de violencia de género son hacia las personas trans, pero los registros de la misma son invisibles.

Especialmente la violencia sexual que incluye acoso sexual, hostigamiento sexual, abuso sexual, intento de violación y violación. 

Como personas comprometidas con la salud de quienes acuden en busca de prevención o tratamiento de VIH y otras ITS,tenemos un superpoder: el de apoyar desde el sistema de salud a una persona sobreviviente de violencia sexual mediante la escucha, el diagnóstico y la Profilaxis Post Exposición (PEP). Hay que conocer y aplicar lo que las normas de cada país nos exige para atender las violaciones como emergencias médicas.

¿Y yo qué puedo hacer para enfrentar la violencia sexual?

Toda violación sexual es una emergencia médica. Tú formas parte del equipo de salud y esto es lo que puedes hacer.

Como educador/a de pares:

Escucha atentamente a quien refiera haber vivido violencia sexual. Pregunta si quiere abundar en el tema. Si no han pasado más de 72 horas, ofrece acompañamiento a un servicio de emergencia donde reciba Profilaxis Post Exposición (PEP), atención de ITS y prueba de embarazo. Si ya pasó más tiempo,siempre ofrece una referencia a un servicio de acompañamiento psicológico.

Como profesional de la salud, tú debes:

Informarte y aplicar el protocolo de atención tras violencia sexual que esté vigente en tu país, para ofrecer PEP, anticoncepción de emergencia y diagnóstico de ITS, y cuando no sea posible, contar con un directorio actualizado de referencia a otros servicios. Consulta la información y recursos en la sección de PEP de AHF en tu país. Y te invitamos a revisar este manual preparado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en especial la información de los apéndices.

Conoce más en: 

https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/52496/9789275322598_Handout_spa.pdf?sequence=2&isAllowed=y