Ponle una barrera a las infecciones sexuales

Ponle una barrera a las infecciones sexuales

Sabemos bien que la única forma de no exponernos a una infección de transmisión sexual (ITS) es el uso correcto del condón. Por supuesto, la abstinencia es más efectiva, pero si hubieras optado por ese método probablemente no estarías leyendo esto.

Para quienes tienen una vida sexual activa, el látex es el mejor aliado, ya que interponer una barrera física es la mejor forma de evitar entrar en contacto con virus, bacterias u hongos que se pueden encontrar en la piel, las mucosas o los fluidos sexuales.

Es verdad que conforme vas teniendo más experiencia en la sexualidad, también descubres que la penetración no es la única actividad que se puede realizar. Pero no te preocupes, la búsqueda de variedad no tiene por qué ponerte en riesgo: el condón y sus variantes te cubren en muchos de los juegos íntimos que quieras explorar.

Condón, nuestro viejo amigo

Hace ya varias décadas que el condón nos ha acompañado en la vida sexual. Desde la aparición de la epidemia del VIH en los años ochenta, llegó para quedarse. Es cierto que habían existido protectores para el pene en la historia de la humanidad, pero definitivamente nunca habían estado tan disponibles como a partir de ese momento.

Con el paso del tiempo, el condón ha ido evolucionando. Ahora los hay ultradelgados, más resistentes, texturizados, de diversos tamaños para mayor comodidad, con colores, con sabores, con sustancias estimulantes o retardantes. Incluso existe un condón interno (también llamado vaginal) que cumple la misma función de establecer una barrera protectora.

Cuando haya interacción entre un pene y una vagina o un ano o una boca, un condón siempre brinda seguridad para concentrarse en el momento y no en las preocupaciones.

Campo de látex y placer oral

La estimulación oral de diversas partes del cuerpo también es un placer muy popular. Para que puedas explorarlo con seguridad, nada como hacerlo a través de un campo de látex.

Existen en el mercado productos diseñados para ese fin (los encuentras también como “barreras bucales”), pero si en tu ciudad no está disponible, puedes hacer uno fácilmente cortando un condón. Así es: desenrolla el preservativo, corta el aro de la base (si quieres puedes cortar también la punta) y luego corta el condón a lo largo. ¡Listo! 

Este campo se coloca sobre la vagina o el ano y así puedes estimular oralmente a tu pareja. El calor y la textura de tu boca se sentirán casi como si no hubiera nada de por medio. Si el sabor del látex te resulta desagradable, puedes usar para esto un condón con sabor o colocar algún lubricante saborizado. Incluso podrías untar algún producto comestible sin el riesgo de afectar las zonas genital o anal.

Dedales para manos inquietas

La misma función del condón puedes encontrarla en una escala mini: condones para dedos. ¡Sí! Los dedales de látex son una muy buena opción para realizar penetraciones con los dedos, evitando el riesgo de que algunas heridas en ellos dejen pasar microorganismos. De igual forma, protegen a tu pareja de recibir posibles rasguños en zonas tan delicadas como la vagina o el ano.

La diferencia con los condones es que los dedales no tienen lubricante, ya que no se usan solamente para propósitos sexuales. De hecho, es muy fácil encontrarlos en línea actualmente, pues se utilizan para trabajos que requieren evitar el contacto directo de la piel con ciertos elementos, como manipular piezas de teléfonos celulares o modelar arcilla donde no queremos dejar marcas de huellas digitales.

Es verdad que tendrías el mismo resultado con un guante de látex, pero si lo piensas, es más práctico cubrir sólo los dedos que necesitas (según lo que planees hacer) y en general resultan más baratos. Además, puedes usarlos para autoestimularte o para estimular a tu pareja.

Ahora ya lo sabes, no hay pretexto para no tener relaciones sexuales más seguras, pues la variedad en la protección te permite expandir los horizontes. Si quieres obtener condones gratis, en AHF América Latina y el Caribe los tenemos disponibles. Acércate a nuestra oficina más cercana en tu país o escríbenos por Whatsapp.