Tratamiento que previene el VIH es bien aceptado por reclusos

Tratamiento que previene el VIH es bien aceptado por reclusos

El primer estudio en el mundo en analizar si las personas en reclusión aceptarían o no el tratamiento que previene el VIH (PrEP) obtuvo una respuesta contundente. La investigación se realizó en 16 prisiones de Zambia, donde el 93% de quienes serían elegibles para recibirla aceptaron comenzar la medicación.

La PrEP (siglas para profilaxis pre exposición al VIH) es un esquema de tratamiento antirretroviral que se administra por un tiempo indefinido a aquellas personas que no tienen el virus, y les brinda una protección que se ha cuantificado alrededor del 99%.

Por ahora, sin importar el país, este tratamiento no se suministra a cualquier persona, sino sólo a aquellas que se encuentran en alto riesgo de contraer el VIH, como quienes son parejas de personas con VIH, quienes se dedican al trabajo sexual o quienes no utilizan condón durante sus prácticas sexuales.

Proyecto PrEP

Entre octubre de 2020 y marzo de 2021, un equipo de investigación llevó a cabo un programa para ofrecer la PrEP en 16 cárceles de Zambia, de acuerdo con información del sitio web Be in the know, especializado en temas relacionados con el VIH.

La primera parte del proyecto consistió en sesiones de educación y consejería sobre el VIH y la PrEP, impartidas por otros reos capacitados para ello. En un siguiente paso, se hicieron evaluaciones de riesgo frente al VIH a unos 12 mil 400 internos (95% eran hombres), y a aquellos que tenían un riesgo alto se les ofrecieron pruebas de detección. En total, se hicieron cerca de 2 mil 600 pruebas.

A quienes dieron positivo en estas pruebas se les vinculó a la atención médica necesaria, y a quienes resultaron negativos se les realizó una nueva evaluación para ver si eran candidatos a tomar PrEP. De acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Salud de Zambia, un total de mil 280 personas eran candidatas al tratamiento, y 93% de ellas decidieron tomarlo.

Una medida necesaria

En Zambia, las prisiones tienen un número particularmente alto de personas que se encuentran en alto riesgo de adquirir el VIH, como trabajadoras y trabajadores sexuales, personas que se inyectan drogas, hombres gays y otros hombres que tienen sexo con hombres, ya que estas poblaciones suelen ser criminalizadas. A pesar de ello, las cárceles no brindan herramientas para prevenir el VIH, como condones y lubricantes.

Hay que considerar que no todos los actos sexuales en las prisiones son consensuados. Si bien algunos cálculos indican que, en la región del África subsahariana, 1 de cada 5 personas tiene sexo por acuerdo, el sexo forzado, el sexo por transacción y las violaciones sexuales son comunes. A esto se suma que los internos comparten equipos para inyectarse drogas o para tatuarse, por lo que su riesgo frente al VIH aumenta todavía más.

En el estudio sobre PrEP, de las mil 190 personas que aceptaron tomar el tratamiento, mil 151 eran hombres y 39 eran mujeres, cabe decir que estas eran todas las mujeres de la población estudiada.

Del total de personas consideradas en la investigación, 13.7% resultaron positivas al VIH. Pero la tasa de resultados positivos fue más alta en las mujeres (20.6%) que en los hombres (13.2%).

Lecciones aprendidas

El equipo de investigación resalta tres hallazgos. Uno es que la aceptación de la PrEP fue muy alta a pesar de que no existen visitas conyugales y de que las relaciones sexuales entre hombres están prohibidas por ley en el país.

En segundo lugar, los autores suponen que el hecho de que no haya condones disponibles en las prisiones pudo haber influenciado la aceptación de la PrEP. Finalmente, consideraron muy importante la participación de educadores pares (es decir, otros reclusos) en la información y seguimiento de esta estrategia.

En AHF América Latina y el Caribe sabemos que herramientas como la PrEP son altamente efectivas si llegan a las poblaciones que lo necesitan. Pero otra herramienta fundamental es la detección del virus, para así poder actuar en consecuencia. Recuerda que realizamos pruebas de detección de VIH gratuitas, y además tenemos condones sin costo. Busca nuestras oficinas en tu país o escríbenos por Whatsapp y conoce nuestros servicios.