Vacuna anti-COVID provoca la misma respuesta en personas con y sin VIH

Vacuna anti-COVID provoca la misma respuesta en personas con y sin VIH

Un estudio realizado en el Reino Unido comparó la respuesta inmunológica desatada por la vacuna anti-COVID de la farmacéutica AstraZeneca en personas con VIH que estaban bajo tratamiento antirretroviral y personas sin VIH. La investigación no encontró diferencias significativas entre ambos grupos.

Otro ensayo, llevado a cabo en Sudáfrica, obtuvo el mismo resultado: no hubo diferencias significativas en personas que viven con VIH al recibir esta misma vacuna, según reportó el sitio web de HIV i-Base, un grupo de activismo en tratamientos basado en el Reino Unido.

En el primer estudio tampoco hubo diferencias significativas entre los efectos secundarios importantes reportados por las personas con VIH y aquellas que no lo tenían, durante los siete días siguientes a recibir las dos dosis de la vacuna (que se aplican con 4 a 6 semanas de diferencia). Los efectos secundarios más frecuentes fueron dolor en el sitio de la inyección, fatiga y dolor de cabeza, no obstante, la segunda dosis pareció tener ligeramente menos efectos secundarios que la primera.

Al medir la respuesta inmunológica a la vacuna, se encontró que los anticuerpos de las personas con VIH alcanzaron su pico máximo el día 42 después de la primera dosis (14 días después de la segunda) y se mantuvieron sostenidos hasta el día 56. Estos mismos datos se observaron en las personas sin VIH, y no hubo correlación con el conteo de células CD4 ni con la edad.

La respuesta de las células CD4 tuvo su mayor pico en el día 14 desde la primera dosis y se sostuvo a un nivel menor hasta el día 56. Una vez más, no hubo diferencias significativas entre los grupos de participantes positivos o negativos al VIH.

Esto muestra que, si bien había preocupaciones sobre si la activación inmunológica crónica podía afectar la respuesta a la vacuna anti-COVID en personas que tienen VIH, hasta este punto la vacuna no tuvo ningún impacto en la activación de las células CD4 ni CD8, ambas integrantes del sistema inmune.

Los resultados son preliminares pues las investigaciones fueron presentadas antes de su publicación, pero se espera que se haga un seguimiento de la población de estudio al cabo de 6 a 12 meses.