Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Niñas en Acción: Educación, Salud y Empoderamiento

Picture of Bárbara Clark
Bárbara Clark

Equipos de niñas de distintas partes del mundo participantes en el programa Girls Act participaron en un concurso de baile para levantar su voz en el marco del Día de la Niña.

Día de la Niña, y miembros de casi 30 programas de Girls Act se unieron para bailar todo el día con canciones motivadoras y empoderadoras en una competencia de baile global en el que participaron equipos de más de 20 países de Europa, Ásia, África y América Latina. 

De América Latina participaron los grupos de Girls Act de Panamá, El Salvador, Argentina, Guatemala, Perú, República Dominicana y Jamaica. Los cinco mejores participantes recibirán un premio en efectivo para apoyar aún más sus programas, enfocados a empoderar a niñas y adolescentes a que conozcan sus derechos y se conviertan en agentes de cambio en sus comunidades. 

Además de la competencia de baile, más de 40 equipos de AHF en diferentes países llevarán a cabo eventos con el tema «Que resuenen sus voces» en el Día Internacional de la Niña. Estos eventos buscan empoderar a las niñas a través de mensajes de defensa y educación sobre la gestión de la salud menstrual y una educación sexual integral apropiada para su edad. También refuerzan la importancia de que las niñas permanezcan en la escuela, eviten embarazos no deseados, sigan el tratamiento si son VIH positivas y otros temas vitales que afectan su salud.

Los grupos ganadores fueron: Filipinas, Kenia, Indonesia, El Salvador y Panamá. 

Empoderando a las Niñas través de la Educación: El Rol Vital de Girls Act

Las niñas y mujeres jóvenes de todo el mundo representan más del 50% de las personas que viven con el VIH. También se encuentran entre los más de 500 millones de personas que enfrentan la pobreza menstrual, incluyendo el estigma perjudicial y el acceso inadecuado a productos de higiene y a instalaciones adecuadas que obstaculizan su éxito.

La pobreza y la exclusión social son obstáculos significativos para el bienestar de las niñas en la región de América Latina. El Banco Mundial informa que aproximadamente el 30% de los niños y niñas en América Latina viven en la pobreza. De acuerdo con el Centro de Estudios Estratégicos de Relaciones Internacionales, 3 de cada 10 niñas en América Latina y el Caribe se ausentan de la escuela en los días de su menstruación debido a la falta de productos básicos para su gestión, como jabón, agua corriente y toallas sanitarias (2023). 

Para abordar estas vulnerabilidades, es esencial dar voz a las niñas y fomentar su empoderamiento para que participen en la toma de decisiones que afectan sus vidas. Que conozcan su cuerpo, cómo cuidar de él y aprender a levantar la voz ante amenazas y abusos hacia su seguridad y dignidad. ¿Por qué buscamos que sus voces resuenen? 

1. Para lograr mayor participación política: 

Según datos del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), en muchos países de América Latina y el Caribe, las mujeres están subrepresentadas en los cargos políticos. Promover la participación activa de las niñas en la política y la toma de decisiones es esencial para garantizar que sus preocupaciones sean abordadas. 

2. Para lograr mayor educación y alfabetización: 

Aunque se han logrado avances en la educación de las niñas en la región, el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO muestra que aún existen disparidades de género en la educación secundaria. Garantizar que las niñas tengan acceso a una educación de calidad es fundamental para mejorar sus perspectivas en la construcción de un proyecto de vida. 

3. Salud sexual y reproductiva de Niñas y Mujeres: 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que aproximadamente 56% de las adolescentes en América Latina carecen de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva adecuados. Escuchar a las niñas y adolescentes en este contexto es esencial para garantizar que reciban la información y los servicios necesarios para tomar decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva. 

4. Acceso a la Salud para las Niñas: Un Derecho Fundamental 

Uno de los derechos fundamentales que debe garantizarse a las niñas es el acceso a la salud. La atención médica de calidad es esencial para su bienestar físico y mental y es un derecho reconocido en la Carta de los Derechos de la Niñez de las Naciones Unidas. Sin embargo, 4 de cada 10 niñas en la región enfrentan barreras significativas en la atención médica adecuada tales como la falta de acceso a servicios de salud, estigmatización de la salud sexual y reproductiva y la ausencia de educación sexual integral.