Programa CREECE

Programa CREECE

Grupos de Crecimiento para la Retención al Tratamiento de VIH

Este programa, creado por la Oficina de AIDS Healthcare Foundation para América Latina y El Caribe, está destinado a estimular la formación de herramientas en comunidades de usuarios de los servicios de VIH.

Programa CREECE

Grupos de Crecimiento para la Retención al Tratamiento de VIH

Este programa, creado por la Oficina de AIDS Healthcare Foundation para América Latina y El Caribe, está destinado a estimular la formación de herramientas en comunidades de usuarios de los servicios de VIH.

Descripción

Dos de las herramientas principales para favorecer la retención al tratamiento de las Personas Viviendo con VIH (PVVIH+) son, el primer lugar, la información libre de mitos que les permita saber de manera práctica cómo el Tratamiento Antirretroviral (TAR) actúa para contrarrestar el virus y ayudarles una vida plena. La segunda es la formación de comunidad y el sentimiento de acompañamiento por parte de pares o terceros que lejos de juzgarlos, comparten sus preocupaciones y generan apoyo emocional mutuo.
Objetivo: Otorgar información básica que permita disminuir ansiedad y angustia a los participantes para tomar mejores decisiones sobre la salud.
El propósito de los Grupos de Crecimiento es proporcionar apoyo a sus integrantes a través de sencillas acciones:
  • Aprender más sobre el VIH, ofreciéndole la oportunidad de hablar sobre sus problemas que lo afectan y/o las decisiones que debe de tomar.
  • Compartir sus sentimientos y experiencias
  • Escuchar a otros para compartir experiencias y situaciones familiares
  • Intercambiar ideas, información y brindar apoyo.
  • Aprender a resolver problemas
  • Saber que no son los únicos y por lo tanto que no están solos.

Beneficios que obtendrá el participante al integrarse al grupo

  • Aprender más a partir de la información básica sobre VIH, infecciones oportunistas, ITS, TAR y otros temas relevantes que contribuyan al autocuidado de su salud.
  • Mantener o incrementar los sentimientos de autoestima que permiten tener más control sobre la propia vida.
  • Avanzar en el proceso de duelo ante el impacto de un resultado VIH+.
  • El desarrollo de actitudes nuevas y más positivas.
  • Contar con un espacio seguro y confidencial, en donde uno puede expresarse con libertad absoluta sin ser juzgado ni criticado.
  • Encontrar esperanza al ver que otros han podido salir adelante.
  • Reforzar el valor de sentirse parte de un grupo y el apoyo moral.
  • Dar y recibir apoyo mutuo.
  • Intercambiar técnicas para resolver problemas.
  • Aprender a verbalizar y a pedir ayuda.
  • Descubrir los recursos personales,

Población clave dirigida:

PVVH con más de un año de tratamiento y en riesgo de abandono.

Rol del Facilitador

Se espera que estos grupos en un principio sean lidereados por un integrante del equipo de salud de la clínica de VIH y posteriormente el liderazgo sea retomado por un integrante del grupo que tenga la confianza del grupo y se caracterice por su respeto a la confidencialidad de los otros. 
Las principales características del rol del Facilitador son:
  • Capacidad y voluntad para asumir la responsabilidad de liderazgo.
  • Conocer las conductas grupales y las estrategias de liderazgo.
  • Proporcionar información objetiva, no valorativa, y apegada a la ciencia sobre el problema, enfermedad o reto.
  • Tener la formación de Escucha Activa.
  • Estimular la participación de todos los integrantes.
  • Dejar que todos hablen por turnos y evitar las pláticas de lado.
  • Hay que asegurar que las normas acordadas sean respetadas.
  • Mantenerse actualizado acerca de los últimos avances de la investigación sobre la 
enfermedad y tener conocimiento de los recursos de la comunidad.
  • Saber identificar problemas médicos y/o psicosociales e introducir el proceso de solución de éstos, hacer las referencias correspondientes, ya sea que consulte a algún especialista o que aproveche algún servicio comunitario. 
  • Atender las preocupaciones individuales de cada participante y las interacciones del grupo.
  • Identificar a las personas que puedan requerir más apoyo y asistencia de la que el grupo es capaz de ofrecer y derivarlos a grupos de terapia psicológica profesional.

Cualidades y Habilidades del Facilitador.

  • Sentirse cómodo hablando frente al grupo.
  • Capacidad para organizar tareas y tiempos.
  • Que tenga facilidad de palabra.
  • Que su tono de voz sea claro y audible.
  • Ser honesto, abierto, empático, franco, específico, cálido, humano, natural, flexible y espontáneo.
  • Capacidad para mostrar compasión, es decir, sentir al otro con cabal entendimiento, (no con misericordia ni lástima).
  • Emocionalmente fuerte y estable para ser confrontado y criticado.
  • Estar preparado para enfrentar sentimientos hostiles.
  • Con excelente sentido del humor y saber reír con el otro (no reírse del otro).
  • Saber relajarse para ayudar a que los otros se relajen.
  • Ser un escucha activo (cuando la persona está hablando, mirarla atentamente a los ojos)
  • Permitir que la persona hable sin interrupción.
  • Escuchar lo que dicen sin hacer juicios.
  • Muchas personas necesitan saber que se les está escuchando para continuar hablando y esto se puede indicar a través de algún gesto con la cabeza, la mano, una mirada, etc.
  • Cuando no entiendas o estés confundido, debes pedir a la persona que se detenga y aclare lo que no entendiste.
  • Sintetizar lo que se ha dicho sin interpretar.

Metodología

Preparación para la Creación del Grupo de Crecimiento

Protocolo

Pasos a seguir en cada sesión