Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Diagnóstico de VIH? Estas son diez cosas que necesitas saber

Picture of Sheila
Sheila

Un diagnóstico de VIH suele ser una noticia impactante. Pero esto se debe más a las ideas preconcebidas que tenemos sobre el vivir con VIH que a la realidad que implica que hayan detectado el virus en tu cuerpo.

Si acabas de recibir un diagnóstico de VIH, la revista electrónica Plus ha recopilado estas diez cosas importantes que necesitas saber para seguir adelante. No te preocupes, tu vida puede seguir siendo larga y feliz.

1. ¿Cómo adquirí el VIH?

Esta es una pregunta que te harás y que otras personas te harán constantemente. La conclusión es que probablemente adquiriste el VIH al entrar en contacto con la sangre o el semen de alguien que vive con el virus. Esto porque las formas más comunes de transmisión incluyen el sexo anal o vaginal sin condón y el compartir agujas.

2. ¿Es mi culpa?

No. El VIH no es un castigo. Es un virus transmisible y, por lo tanto, puede transmitirse de una persona a otra. Ciertos tipos de actividades pueden aumentar el riesgo, pero en este tema no hay culpas.

3. ¿Vivir con VIH significa que también tengo sida?

No. Es un error confundir el VIH con el sida o usar los términos como si fueran sinónimos. Si reciben el tratamiento antirretroviral, la mayoría de las personas que viven con VIH nunca desarrollarán sida, que es la etapa más avanzada de la infección por VIH. Actualmente, el personal de salud prefiere el concepto “etapa tres del VIH”, en lugar de sida. Entonces, vivir con VIH no significa tener sida.

4. ¿Cuándo debo comenzar el tratamiento?

Ahora mismo. Idealmente, deberías comenzar el tratamiento lo antes posible, por ejemplo, el mismo día que recibes tu diagnóstico. Se ha demostrado que el tratamiento temprano del VIH proporciona ventajas a largo plazo. Incluso si no tienes síntomas, permanecer sin tratamiento puede afectar tu sistema inmunológico y hacer que el VIH sea más difícil de tratar.

Cuanto antes comiences el tratamiento, más pronto podrás reducir tu carga viral e incluso alcanzar niveles indetectables, con lo que eliminas el riesgo de transmitir el virus a otras personas por la vía sexual. Además, el tratamiento hará más sencillo el vivir con VIH.

5. ¿Qué es el “tratamiento como prevención”?

Los medicamentos para el VIH reducen la cantidad de virus en la sangre. El objetivo es reducir tu carga viral a un nivel tan bajo que se considere “indetectable”. Los estudios clínicos sobre parejas tanto homosexuales como heterosexuales, en las que una persona vivía con VIH y la otra no, no han registrado un solo caso de transmisión mientras la persona con VIH tenía carga viral indetectable.

6. ¿Debo dejar de tener relaciones sexuales por mi diagnóstico de VIH?

Definitivamente no. De hecho, el personal médico te alentará a continuar teniendo una vida sexual saludable y placentera. Los orgasmos pueden ser medicamentos maravillosos por sí mismos: te ayudan a dormir, aumentan tus niveles de inmunoglobulina (que combaten las infecciones) y reducen el estrés, la soledad y la depresión. Pero vivir con VIH significa que deberás tomar medidas para evitar transmitirlo a tus parejas sexuales, al igual que ellas pueden optar por medidas de prevención para adquirirlo.

7. ¿Tengo que revelar mi condición?

Hay varias razones para decirles a tus parejas sexuales que vives con VIH. Si estás usando condón, tienes una carga viral indetectable o sabes que tu pareja está tomando el tratamiento que previene el VIH (conocido como PrEP), puede parecer que no importa. Sin embargo, algunos países tienen leyes de divulgación del VIH y en algunos de ellos ni siquiera importa si tu pareja lo adquiere o no. Conoce cuáles son las leyes en tu localidad y protégete comunicando tu condición si es necesario.

8. Con un diagnóstico de VIH, ¿todavía puedo tener hijos?

Sí. Los medicamentos pueden lograr que haya menos del 1% de probabilidad de transmitir el VIH entre madre y su bebé. Por otro lado, un padre que vive con VIH puede recurrir al procedimiento de “lavado de esperma”, que se hace a nivel molecular. Puede ser que necesites encontrar un especialista que trate el VIH y la fertilidad, pero aún puedes concebir.

9. ¿Mi diagnóstico de VIH afectará mi capacidad para someterme a cirugía de confirmación de género o tomar terapia hormonal?

No. Un estudio publicado en 2006 en el Journal of the American Medical Association comparó datos quirúrgicos de personas con y sin el VIH y encontró que ambos grupos tenían el mismo nivel de complicaciones. Mientras que algunos medicamentos para el VIH pueden afectar los niveles hormonales, hay tratamientos para el VIH que no interfieren con tu terapia hormonal. Trabaja con tu equipo médico para encontrar el régimen de tratamiento adecuado para controlar tu VIH, seguir con tus hormonas y permitirte vivir tu identidad de género auténtica.

10. ¿Cómo respondo cuando la gente pregunta, «¿Se puede adquirir el VIH por…»?

Comienza diciéndoles cómo no se transmite. El virus no puede sobrevivir fuera del cuerpo, por lo que no puedes adquirirlo de los asientos de los inodoros o los platos compartidos. No se transmite en la saliva, por lo que no puedes adquirirlo al besar. Tampoco se transmite en el sudor o la orina. No puedes adquirirlo de una piscina, jacuzzi, sauna, picaduras de mosquitos o mordidas de roedores, tatuajes o perforaciones de orejas o cuerpo. Ni siquiera abrazos.

Solo la sangre, el semen, el fluido preseminal, los fluidos vaginales y la leche humana llevan el VIH en cantidades concentradas suficientes para transmitirlo a otra persona. Uno de estos fluidos de una persona con VIH debe entrar en contacto con las membranas mucosas o tejido dañado, o ser inyectado en el torrente sanguíneo de otra persona, antes de que pueda ocurrir la transmisión del VIH.

El camino a partir del diagnóstico de VIH no siempre es sencillo, pero no tienes por qué recorrerlo en soledad. Hay otras personas que ya han pasado por ahí y pueden guiarte, y lo más importante, están dispuestas a hacerlo. Actualmente, se puede vivir con VIH y vivir bien.

Recuerda que si ya tienes un diagnóstico de VIH, pero todavía no comienzas tu tratamiento antirretroviral, en AHF América Latina y el Caribe podemos ayudarte. Localiza nuestras oficinas en tu país o escríbenos por Whatsapp y conoce todos nuestros servicios.