Mujeres trans, en mayor riesgo de VIH por la discriminación

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Las mujeres trans, en especial aquellas que forman parte de grupos raciales y étnicos más vulnerados, presentan tasas desproporcionadamente altas de VIH, sin embargo, no hay mucha información acerca de los factores que influyen en estas cifras. Por primera vez, una encuesta dirigida a esta población, desarrollada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, recopiló y evaluó datos relacionados con la prevención del VIH y el riesgo.

Un análisis de los resultados de la encuesta, publicado el martes en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC, señala los altos niveles de marginación social y económica que las mujeres trans experimentan como posibles factores que influyen en el mayor riesgo de VIH en este grupo.

Una población vulnerable

Más de 1,600 mujeres trans de siete ciudades de Estados Unidos participaron en la encuesta, entre 2019 y 2020. También se les brindaron pruebas de VIH. En general, el 42% de las participantes tuvieron resultados positivos para el VIH. Este porcentaje aumentó al 62% en mujeres trans negras, en comparación con el 35% en mujeres trans hispanas y latinas, y el 17% en mujeres trans blancas, refiere el portal de noticias STAT News.

Los análisis de los datos se centraron en temas como la exposición al VIH y otros problemas que afectan la salud de las mujeres trans, incluido el acceso y uso de la profilaxis preexposición (PrEP) como tratamiento que previene el VIH; experiencias como la falta de vivienda y la violencia sexual que se relacionan con tener más relaciones sexuales anales sin condón, entre otros.

Entre las principales conclusiones del informe resalta que la discriminación que enfrentan las mujeres trans aumenta su exposición a condiciones como la violencia, la falta de vivienda, el encarcelamiento y otras más, lo que a su vez aumenta su riesgo de contraer el VIH.

“Integrar servicios de vivienda, servicios de salud mental, empleo, atención médica afirmativa del género y atención clínica es importante para mejorar las condiciones de vida y la calidad de vida de las mujeres trans”, escribieron los autores.

Uso de PrEP

Entre las encuestadas, más de 900 no tenían el VIH, por lo que eran elegibles para usar PrEP, con el esquema de una píldora diaria. El 92% de las participantes conocía la PrEP y más de la mitad (57%) había conversado recientemente sobre ella con un prestador de servicios de salud, pero solo alrededor de un tercio (32%) la había usado recientemente.

Aquellas que habían recibido atención médica específica para personas trans o tenían cobertura de seguro médico específico para personas trans eran más propensas a usar PrEP, al igual que aquellas que tenían múltiples parejas sexuales o habían tenido contacto sexual sin condón en el último año, y aquellas que sabían que su última pareja sexual vivía con VIH. Las mujeres trans negras, hispanas y latinas tenían más probabilidades de usar PrEP que las blancas.

A pesar de la relativamente baja adopción, el nivel de conciencia fue más alto que en estudios anteriores, reportaron los autores.

Relaciones anales sin condón

Otra área de análisis examinó cómo las condiciones psicosociales (como la angustia psicológica, el consumo de múltiples drogas y la violencia sexual) y las condiciones estructurales (falta de vivienda, intercambio de sexo por dinero y encarcelamiento) se relacionan entre sí en combinación con la probabilidad de tener relaciones sexuales anales sin preservativo.

Las relaciones sexuales anales sin condón son la principal forma en que el VIH se transmite a través del sexo, y casi la mitad de las participantes de la encuesta vivía con VIH. Alrededor del 55% informó que había tenido relaciones sexuales anales sin condón. Cuantos más factores de estrés psicológico y estructural experimentaban las personas, más probable era que lo hicieran, lo cual es consistente con investigaciones similares realizadas en hombres cisgénero que tienen relaciones sexuales con hombres.

Los factores agravantes afectaron a mujeres trans de todos los grupos étnicos, pero el uso de múltiples drogas, la violencia sexual y la angustia psicológica eran más comunes entre las mujeres trans blancas, al igual que la falta de vivienda. El intercambio de sexo por dinero o drogas y el encarcelamiento fueron más altos entre las encuestadas negras y latinas.

Especialistas consultados por STAT News opinaron que este nuevo informe reafirma los conocimientos obtenidos de otros estudios previos más pequeños, y que sus resultados deberían ayudar a orientar las políticas para mejorar la salud de las mujeres trans. 

Recuerda que en AHF América Latina y el Caribe ofrecemos servicios de VIH libres de discriminación. Si quieres hacerte una prueba gratuita, localiza nuestras oficinas en tu país o escríbenos porWhatsapp y haz tu cita ya.