Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sexo Más Seguro, Cinco Pasos Que Debes Seguir

Picture of Sheila
Sheila

¿Quieres disfrutar sexo más seguro y placentero, pero no sabes cómo hacerlo? Llegaste al lugar correcto. Aquí te proporcionaremos algunos consejos prácticos para disfrutar de sexo más seguro y saludable.

Sabemos que hablar sobre temas como el uso de condones o la importancia de la comunicación con tu pareja puede parecer un poco incómodo al principio, pero es fundamental para tu salud y bienestar. Así que, toma un momento para leer y familiarizarte con estas prácticas que te ayudarán a mantener relaciones sexuales seguras y satisfactorias.

1. Usa condón durante el sexo

Un condón es la mejor manera de protegerte contra las infecciones de transmisión sexual (ITS). Los condones son barreras físicas que no permiten que los microorganismos pasen del cuerpo de una persona a otra, por lo que se consideran muy seguros.

Existen condones de látex y de poliuretano, estos últimos son ideales si tienes alguna reacción alérgica al látex. De igual manera, puedes usar cualquiera de estos tipos como una barrera protectora si vas a practicar sexo oral a una vagina o un ano, y también si tanto tú como tu pareja sexual tienen vagina.

2. Observa tus genitales

Si pones atención en tus genitales de manera regular (cómo se ven, cómo se sienten, cómo huelen) será más fácil notar si se presenta algún cambio. Algunas de las ITS más comunes presentan síntomas, pueden incluir secreciones inusuales, llagas, enrojecimiento o protuberancias, o bien, dolor al orinar.

Sin embargo, no todas las ITS provocan síntomas. El VIH, por ejemplo, puede pasar años en tu cuerpo sin que lo notes, y para detectarlo debes hacerte una prueba específica.

3. Usa lubricante

Un acompañante fundamental para que el condón sea efectivo es el lubricante. No tienes de qué preocuparte si tu cuerpo no produce lubricación suficiente, las opciones de farmacia permitirán que tus relaciones sexuales sean más placenteras y seguras.

Sólo asegúrate de que el lubricante que uses sea hecho a base de agua, porque otro tipo de sustancias pueden dañar el látex del condón y provocar que se rompa.

4. No compartas juguetes sexuales

Los juguetes sexuales son un artículo de uso personal, ya que están en contacto con órganos de tu cuerpo en los que puede haber fluidos corporales o sangre. Puedes usarlos durante una sesión para hacerla más placentera, pero lo recomendable es que cada persona lleve sus propios juguetes.

En caso de que se te acaben las opciones o decidas compartirlos, coloca un condón nuevo y lávalos con agua y jabón cada vez que vayan a cambiar de cuerpo.

5. Habla con tu(s) pareja(s) antes de tener sexo

Con frecuencia se piensa que el mejor sexo es espontáneo, inesperado o arrebatado. Sin embargo, hay muchos beneficios en hablar con tu pareja o parejas acerca de lo que esperas, lo que te gusta y lo que quisieras vivir durante un encuentro sexual.

Habla sobre lo que te hace sentir bien y también especifica cuáles son tus límites en la actividad sexual. El tema de la exclusividad sexual puede llegar a ser incómodo, pero es conveniente hablar con sinceridad acerca de si en ese momento te involucras sexualmente con más personas.

Por supuesto, es mejor fijar las condiciones de protección que ya mencionamos (condones, lubricante y limpieza de juguetes sexuales) para evitar sorpresas desagradables en el momento del encuentro.

Recuerda que la mejor forma de cuidar tu salud sexual es usar preservativos y conocer tu estado de VIH. En AHF América Latina y el Caribe hacemos pruebas de VIH gratuitas y tenemos condones sin costo para ti. Localiza nuestras oficinas en tu país o escríbenos por Whatsapp y haz una cita ya.