Factores sociales crean diferencias en el control del VIH

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Aunque los casos de infección por VIH bien controlada están aumentando en Estados Unidos, todavía existen muchos factores sociales que hacen que los resultados del tratamiento sean diferentes en cada persona, señaló un estudio publicado recientemente en la revista médica AIDS.

“Muchos estudios sobre las disparidades en el VIH utilizan un enfoque reduccionista (por ejemplo, poniendo el foco sólo en las diferencias raciales o tratando de ver la asociación con los ingresos)”, afirmó el doctor Adovich Rivera, líder del estudio.

“Esto no es consistente con el mundo real, donde las personas con VIH tienen múltiples características de identidades y se enfrentan a fuerzas sociales que no actúan de forma aislada”, consideró, según cita el portal de noticias Physicians Weekly.

Disparidades que influyen en los resultados

Para el estudio, el equipo de investigación utilizó un enfoque que tomó en cuenta “la interseccionalidad” para proporcionar una comprensión más detallada de las diferencias que hacen que las personas alcancen una supresión viral (un control adecuado de la infección por VIH) que sea también duradera.

Se llevó a cabo un análisis retrospectivo utilizando datos de personas con VIH tratadas en un centro de salud especializado en diversidad sexual, entre 2012 y 2019. Los investigadores identificaron a las personas con VIH que lograron una supresión viral duradera y luego evaluaron las disparidades utilizando tres enfoques interseccionales: agregando interacciones, análisis de clases latentes (LCA) y análisis comparativo cualitativo (QCA).

El estudio incluyó a 5,967 personas con VIH, el 90% de las cuales había tenido una supresión viral duradera. Quienes lograron una supresión viral duradera eran mayores que quienes que no lo lograron (edad al inicio, 43.43 años vs. 39.15 años) y tenían más probabilidades de identificarse como hombres cisgénero. Las orientaciones sexuales de las personas no variaron significativamente entre los grupos.

El equipo demostró que el consumo de drogas y el estatus socioeconómico, incluidos factores como no tener vivienda, estaban asociados con una supresión viral duradera, pero no así la orientación sexual o la identidad de género. Cuando agregaron interacciones, los resultados mostraron que la etnia modificaba la asociación entre el seguro médico y la supresión viral duradera.

En el análisis de clases latentes (LCA), el equipo de estudio identificó cuatro categorías sociales que estaban influenciadas por la orientación sexual o la identidad de género. “Por ejemplo, la clase conformada principalmente por mujeres trans tenía tasas más bajas de supresión viral duradera en comparación con la clase conformada principalmente por hombres gays cisgénero blancosy y no pobres (82% vs. 95%)”, señala el estudio.

“El análisis comparativo cualitativo (QCA) mostró que las combinaciones, en lugar de factores individuales solos, eran importantes para lograr la supresión viral duradera. Estas combinaciones varían en las poblaciones vulnerables (por ejemplo, mujeres trans negras lesbianas) y difieren de los grupos históricamente privilegiados (por ejemplo, hombres gays cisgénero blancos)”.

Los factores negativos no determinan el fracaso

De acuerdo con el Dr. Rivera, los hallazgos de su investigación “demuestran que la presencia de condiciones negativas no necesariamente condena a una persona con VIH al fracaso en cuanto a lograr la supresión viral”.

Y agrega que, de hecho, “incluso las personas con dos o más condiciones adversas (por ejemplo, no tener vivienda o tener un problema de consumo de drogas) también lograron una supresión viral duradera”.

El factor clave es el contexto en el cual las personas reciben atención médica. “Estas personas estaban recibiendo atención adaptada culturalmente, y estaban siendo vinculadas a servicios integrales que les ayudaban a abordar los diferentes problemas que enfrentan”, dice Rivera.

“Los hallazgos sobre factores como el seguro médico, así como la raza y la etnia, muestran cómo las intervenciones individuales no necesariamente tienen efectos iguales en todos los grupos demográficos. No estamos diciendo que el seguro médico no sea importante; nuestros resultados sugieren que el seguro médico puede no ser suficiente para garantizar que se logre la supresión viral duradera en ciertos grupos”.

Los hallazgos indican que “los esfuerzos dirigidos a abordar problemas individuales probablemente no lograrían eliminar las disparidades en la supresión viral duradera”, señala el Dr. Rivera.

La importancia de abordar múltiples factores

“Nuestro estudio confirma los hallazgos de trabajos anteriores que muestran cómo el uso de sustancias y la vivienda son problemas clave que deben ser gestionados de manera conjunta, junto con la infección por VIH”, dice. “Observamos que en todos los grupos interseccionales, como las personas con problemas de uso de drogas o personas sin vivienda, aún tenían probabilidades de lograr la supresión viral duradera en presencia de otras condiciones favorables”.

Como resultado, el investigador argumenta que, si bien abordar los riesgos sociales es importante entre las personas con VIH, las estrategias para abordar estos riesgos deben ofrecerse como un conjunto. “Los esfuerzos que se centran sólo en problemas individuales probablemente no ayudarían a eliminar las disparidades en la supresión viral duradera”, concluye.

Por todo esto, en AHF América Latina y el Caribe trabajamos para llevar los servicios de VIH a la mayor cantidad de personas posible. Si quieres hacerte una prueba de detección gratis, localiza nuestras oficinas en tu país y haz una cita ya.

«