Salud Sexual: Mejora tu Vida Íntima con Estos 6 Consejos

Sheila
Sheila

Al hablar de cualquier tema que implique el adjetivo “sexual”, viene a la mente de inmediato el área genital del cuerpo. También podemos asociarlo con el placer o la intimidad. Y si decimos “salud sexual”, quizás pensemos principalmente en cómo evitar las infecciones que se transmiten de esta manera, ya que, históricamente, se ha reducido la idea de “salud” a la simple ausencia de enfermedad.

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo que aclarar que la salud no sólo es no estar enfermos, sino que también es un estado pleno de bienestar físico y mental.

Aterrizando estas ideas a la salud sexual, la propia OMS la define de esta forma: “(Es) un estado de bienestar físico, emocional, mental y social en relación con la sexualidad; no es la simple ausencia de enfermedad, disfunción o dolencia. La salud sexual requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia”.

Con esto en mente, podemos acuñar una pequeña lista con seis tips que pueden mejorar tu salud sexual para vivir tu intimidad de una manera plena y segura.

  1. Comer sano. No suena tan ajeno eso de que una buena vida sexual empieza por la cocina. Muchos alimentos han sido popularmente conocidos por ser afrodisiacos, y aunque esto no se ha comprobado científicamente, sí que se tiene información sobre los beneficios en el cuerpo de una alimentación saludable. Recuerda que el sexo es un ejercicio físico, por lo que una nutrición equilibrada lo harán más fácil.
  1. Hacer ejercicio. Es verdad que se puede tener actividad sexual sin demasiado esfuerzo físico, pero a veces el momento es tan intenso que quisieras que se reflejara en tus movimientos. Tener una rutina de ejercicio regular mejora la circulación sanguínea, además de liberar el estrés, el cual, si se acumula, puede afectar negativamente tu deseo sexual.
  1. Ejercitar el suelo pélvico. Los ejercicios de Kegel no son cualquier ejercicio físico. Son aquellos movimientos que sirven, específicamente, para fortalecer el suelo pélvico, es decir, toda la musculatura que se encuentra en la base de tu pelvis. Sin importar si eres hombre o mujer, tener estos músculos fortalecidos ayudará a mejorar tu placer sexual. Si no sabes de qué musculatura hablamos, prueba y haz un movimiento como si quisieras cortar el chorro de la orina mientras sale. Ahora repite la contracción varias veces y siente los resultados.
  1. Usa lubricantes. La lubricación natural, tanto del cuerpo femenino como del masculino, es muy variable. Si después de algún tiempo la lubricación es escasa, no hay por qué preocuparse, los lubricantes sintéticos son seguros y divertidos de usar, además de que favorecen el placer y evitan que el condón se rompa. Existe una gran variedad de opciones, desde las que puedes comprar en la farmacia (sin entrar en detalles) hasta los que se venden en sex shops con color, sabor y aroma.
  1. Pide orientación médica. Aunque al principio puede no ser muy cómodo, ir a consulta médica para enfrentar los problemas sexuales debería ser la norma. Las y los especialistas pueden ayudarte a resolver dudas sobre anticoncepción, infecciones de transmisión sexual (ITS) o disfunciones sexuales. Antes de automedicarte o seguir el dudoso consejo de tu mejor amigo, acude con un especialista.
  1. Piensa positivo. La actitud hacia el sexo es muy importante a la hora de disfrutar. Es muy probable que, si tienes sentimientos de culpa o de rechazo hacia el sexo, tu vida sexual se haga menos y menos placentera. Y no se trata de forzarte a disfrutar cosas que no te agradan ni de relacionarte con personas con quienes no quieres intimar, sino de distinguir lo que es un prejuicio y te estorba de aquello que realmente te está afectando y que requiere de ayuda profesional.

¿Qué otras recomendaciones sumarías a esta lista? Como punto de partida, es una buena serie de elementos, así que recuerda que una vida sexual segura y plena es tu derecho.

Y para vivirla mejor, en AHF América Latina y el Caribe te ofrecemos servicios en VIH y salud sexual. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis o deseas condones sin costo, acércate a una de nuestras oficinas, estamos en 11 países de la región.