Se puede hacer al VIH indetectable e intransmisible, pero hay obstáculos

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Problemáticas como la pobreza, el acceso limitado al tratamiento antirretroviral, el estigma y las amplias desigualdades son sólo algunas de las barreras que impiden el éxito a gran escala de la estrategia “indetectable = intransmisible”.

“Indetectable=intransmisible” (I=I) es una idea que consiste en brindar tratamiento a todas las personas con VIH y así bajar su carga viral (la cantidad de virus que circulan en su sangre) a un nivel tan bajo que sea indetectable. Desde hace años se comprobó que, cuando la carga viral es indetectable, la posibilidad de transmitir el VIH a otra persona por la vía sexual es de cero.

Utilizando tal estrategia sería posible reducir claramente las nuevas infecciones por VIH. Sin embargo, para lograrlo es necesario que la mayor cantidad posible de personas sean diagnosticadas y reciban el tratamiento adecuado para mantener bajo control al virus, y eso no ha sucedido en casi ninguna región del mundo.

Para analizar los factores que interfieren con este objetivo, especialistas de todo el mundo se reunieron en la Cumbre Mundial I=I, efectuada en el marco de la 24ª Conferencia Internacional de Sida, que tuvo lugar en Montreal, Canadá, a principios de agosto pasado. Así lo reportó el sitio web especializado Aidsmap.com.

El caso de América Latina

Sólo 60% de las personas que viven con VIH en América Latina y que están en tratamiento antirretroviral tienen una carga viral indetectable, informó el doctor Franco Bova, integrante de la Asociación Ciclo Positivo, de Argentina.

Esta cifra queda muy lejos del objetivo de 95% de personas con carga indetectable, planteado como uno de los objetivos promovidos por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) para acabar con el sida en 2030. Además, América Latina es una de las regiones donde la incidencia de VIH se ha incrementado desde 2020.

Sobre los principales factores que influyen en esta tendencia, Bova afirmó que la desigualdad social favorece la tendencia de las nuevas infecciones, además de que evita que las personas con VIH alcancen la carga viral indetectable.

Para difundir el mensaje I=I, algunos países de la región han usado diferentes herramientas, explicó el médico, como una historieta en México, videos musicales y conciertos en Venezuela y campañas oficiales en Brasil. Sin embargo, todavía hay importantes brechas que cubrir, ya que, por ejemplo, en Perú, el Ministerio de Salud no recopila los datos sobre la carga viral indetectable, señaló Bova.

Situación en el Caribe

En Jamaica, el estigma que pesa sobre el VIH, la pobreza, los servicios de salud insuficientes y el bajo nivel de alfabetización son los principales factores que limitan la cobertura de tratamiento y la toma correcta de éste por parte de las personas.

“Para ponerlo en palabras simples, si las personas no pueden comer o no tienen un empleo –con suficiente dinero para comprar comida–, si sus necesidades básicas no están cubiertas, tomar el tratamiento contra el VIH no será una prioridad para ellos”, dijo Judy-Ann Nugent, integrante de la Red Jamaicana de Seropositivos (JN+).

Aun así, en esta región de las Américas ha habido un progreso, ya que 70% de las personas con VIH tenían acceso al tratamiento en 2021, y la incidencia de la infección ha ido disminuyendo.

De acuerdo con los datos más recientes de ONUSIDA, 84% de las personas con VIH en el Caribe han sido diagnosticadas, 83% están en tratamiento y 84% tienen carga viral indetectable.

Para promover que más y más gente conozca la estrategia I=I, Nurgent recomendó que las campañas sobre el tema se incluyan en los acuerdos con las instancias internacionales que financian la respuesta al VIH, como el Fondo Global contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria o el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida (PEPFAR, por sus siglas en inglés). Esto obligaría a que los gobiernos tomaran acciones de difusión como condición para seguir recibiendo los financiamientos.

Recuerda que en AHF América Latina y el Caribe trabajamos para que cada vez más personas tengan acceso a servicios de VIH de calidad. Hacemos pruebas de detección gratuitas y proporcionamos información sobre el VIH y otras ITS. Si quieres conocer nuestros servicios, acércate a nuestra oficina más cercana a ti, estamos en 11 países.