Mpox en Mujeres: Rompiendo Mitos, Salvaguardando la Salud

Sheila
Sheila

Aunque el brote actual de viruela símica o mpox está afectando en mayor medida a los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), este no es el único grupo de la población que se encuentra en riesgo. Tal es el caso de las mujeres.

De la misma forma en que se ha tenido que repetir este mensaje durante décadas, en relación con la pandemia del VIH, cualquier persona que tenga una vida sexual activa sin protección está expuesta a contraer infecciones.

El mpox en particular no es un virus que se transmita exclusivamente por las relaciones sexuales, pero se ha observado que en este brote, que comenzó alrededor de mayo de este año, el principal factor de contagio ha sido la actividad sexual.

Es por esto que debemos reconocer que todas las personas podrían contraer la infección, que causa síntomas como fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, agotamiento, dolores musculares, dolor de cabeza y sarpullido en el sitio de la infección (que se expande fácilmente hacia otras zonas del cuerpo).

Mpox en Mujeres: Comprendiendo la Infección y sus Síntomas

Tal como el VIH y otras infecciones transmitidas sexualmente, el mpox no tiene que ver con el género, pero sí con las prácticas sexuales. Un número elevado de parejas sexuales eleva también el riesgo de contraer mpox.

Tanto las mujeres como los hombres deben estar atentos para evitar la transmisión, ya que, lamentablemente, en este caso el condón no brinda una protección efectiva contra el mpox. Esto es porque el virus se transmite principalmente por dos vías:

  • Por las gotitas respiratorias expulsadas por la persona afectada (al hablar, estornudar o toser)
  • Por tener contacto con las lesiones activas o las costras de la piel de alguien enfermo. Esto no sucede sólo durante el sexo, también al tocar la ropa o los utensilios de cocina usados por esa persona.

En los casos registrados en el actual brote, que afecta a gran parte del mundo actualmente, se ha observado que las lesiones pueden ser muy dolorosas, ya que se localizan principalmente en el área genital o anal.

Pero en el caso específico de las mujeres, otra preocupación son los efectos que puede tener la viruela símica a largo plazo, durante un embarazo, ya que el feto puede sufrir daños congénitos, síndromes neurológicos, abortos y otros problemas de la gestación.

Prevención Efectiva: Consejos para Ellas ante el Mpox

En el contexto actual frente al mpox, un grupo de científicos se propuso estudiar cómo se están dando los casos de esta infección tanto en mujeres cisgénero como en mujeres transgénero.

El estudio, publicado en la revista médica The Lancet, describe 136 casos en mujeres, así como algunas personas no binarias, de 15 países. El 45% de estas mujeres eran latinas, el 29% eran blancas y el 21%, afrodescendientes.

Los resultados fueron diferentes para las mujeres cisgénero y las mujeres trans. De las primeras, se cree que el 61% adquirió mpox a través del contacto sexual, mientras que para las segundas, la cifra de trasmisión sexual fue de 89%.

Las mujeres trans reportaron tener un promedio de 10 parejas sexuales en los últimos tres meses, mientras que las mujeres cisgénero tuvieron en promedio una pareja sexual. Además, más de la mitad (55%) de las mujeres trans dijeron ejercer el trabajo sexual, y sólo el 3% de las mujeres cisgénero se dedicaban a esa actividad.

Sólo las mujeres cisgénero tuvieron sospecha de haber adquirido mpox en situaciones no sexuales, principalmente contacto dentro del hogar (10%), contacto cercano no sexual (10%) y exposición ocupacional, ya que eran trabajadoras de la salud (5%). Sin embargo, destacó el hecho de que, aunque casi el 25% de las mujeres cisgénero tenían niños o niñas viviendo en la misma casa, sólo 2 pequeños adquirieron mpox. Esto sugiere que las cadenas de transmisión fueron “muy limitadas”, dijeron los investigadores.

Todos estos datos arrojan luz sobre cómo se está moviendo este virus entre las mujeres quienes, aunque en menor medida, también están siendo afectadas. Más aún, esta información ayudará a evitar “que las mujeres se queden atrás, como sucede con frecuencia en otras enfermedades”, dijo la Dra. Boghuma Titanji, coautora del estudio.

Datos Reveladores: Estudio sobre Mpox en Mujeres y Personas Trans

Como mujer (ya sea cisgénero o trans) es mejor que estés pendiente del mpox y tomes en cuenta los factores que te pueden exponer a un contagio: elevado número de parejas sexuales y contacto con una persona infectada. Si tienes una pareja estable y monógama, platica con ella y enfatiza la importancia de no tener relaciones con otras personas, ya que esto podría abrir la puerta a la infección.

En AHF América Latina y el Caribe sabemos que más vale prevenir que lamentar cualquier infección de transmisión sexual, incluyendo el VIH. Te invitamos a que te realices una prueba de detección gratuita y así cuides bien de tu propia salud. Acércate a nuestras oficinas, estamos en 11 países de la región.