Buscan prevenir el VIH con un supositorio

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Investigadores de Estados Unidos probaron con éxito un inserto rectal, es decir, una fórmula farmacéutica parecida a un supositorio, con fármacos que evitan la infección por VIH a través del coito anal.

En caso de confirmarse su efectividad a gran escala, esta sería una nueva opción para administrar la profilaxis pre-exposición al VIH (PrEP), tratamiento que evita la infección y que actualmente está disponible en comprimidos de toma diaria o en una inyección que se suministra cada dos meses.

Prevención para el sexo de mayor riesgo

La penetración anal es una de las prácticas sexuales que implican mayor riesgo de transmisión del VIH, pues el tejido que recubre el recto es frágil, por lo que es más propenso a sufrir lesiones durante el coito. A esto hay que sumar que el recto casi no genera lubricación, lo que aumenta la fricción producida con el acto sexual si no se utiliza un gel lubricante.

El equipo de investigación, dirigido por la doctora Sharon Riddler, de la Universidad de Pittsburg, diseñó una formulación de inserto rectal con elvitegravir y tenofovir alafenamida, dos medicamentos que ya se usan para el tratamiento del VIH y que actúan, como el resto de los antirretrovirales, frenando la replicación del virus.

El inserto proporcionó altos niveles de estos fármacos, los cuales permanecieron durante más de un día en los tejidos rectales. Se observó que la concentración (que en el caso de tenofovir se mantuvo hasta por tres días) estuvo por encima de los niveles de protección, es decir, más que la cantidad de medicamento necesaria para evitar la infección. Así lo reportó el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH).

Ya en 2021, en la 5ª Conferencia sobre Investigación de Prevención del VIH, se habían presentado datos sobre el uso de este inserto por vía vaginal, ya que su formulación y presentación permiten que se utilice por la vagina o por el recto. En aquella ocasión, los resultados fueron también alentadores.

Una opción segura

El estudio, registrado como MTN-039, fue presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas 2023, celebrada en Seattle, Estados Unidos, en febrero pasado.

En el ensayo se incluyó a 23 personas –17 hombres y 6 mujeres– que no tenían VIH. El objetivo fue evaluar la seguridad (la frecuencia y la severidad de los eventos adversos) y la farmacocinética (el “comportamiento” del producto en el organismo) de la fórmula en su uso rectal.

El estudio no implicaba exponer a las personas al VIH. En su lugar, los científicos tomaron muestras de tejido rectal de los participantes y las expusieron al VIH en laboratorio.

En una primera etapa se suministró un inserto a cada persona y se midieron los niveles de los fármacos al cabo de 1, 2, 4, 6, 24, 48 y 72 horas de su aplicación. En la segunda etapa del estudio, 19 de los participantes recibieron una nueva dosis que constaba de dos insertos, con mediciones en los mismos lapsos.

Cuando las personas recibieron dos insertos no se registró una diferencia significativa en los niveles de fármacos respecto a cuando sólo recibieron un inserto. En cuanto a los eventos adversos, se registró un único caso de evento “leve pero perceptible”: una ligera inflamación anal que desapareció rápidamente.

En laboratorio, se colocó tejido rectal y se le sometió a una dosis infecciosa de VIH. En algunas de las muestras se agregó la combinación de fármacos a la misma dosis que contiene el inserto, y al resto no, para tomarlo como grupo de control. A las dos horas se observó que en las muestras con los fármacos, la concentración de antígenos que indican la infección por VIH fue 40 veces menor que en el grupo de control.

Sin embargo, al revisar las muestras a las 72 horas las concentraciones eran sólo 16 veces menores respecto a las muestras de control. No obstante, tras aplicar una dosis doble de fármacos, la concentración de antígenos fue 100 veces menor respecto al grupo de control a las dos horas, y a las 72 horas seguía siendo 50 veces menor.

Con estos hallazgos, el equipo de investigación confía en que este esquema preventivo tenga éxito como una nueva presentación de PrEP.

Pero mientras se avanza en la búsqueda de una forma segura, asequible y efectiva de prevenir el VIH con fármacos, la mejor estrategia es protegerte y conocer tu estatus de VIH. En AHF América Latina y el Caribe hacemos pruebas de detección gratuitas y también tenemos condones sin costo. Localiza nuestras oficinas en tu país y conoce todos nuestros servicios.