Crisis de sangre en E.U.A., que no acepta donaciones de hombres gays

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

La Cruz Roja de Estados Unidos, que suministra el 40% de la sangre en todo el país, anunció que se encuentra en medio de una crisis de sangre, el cual está en su nivel más bajo desde hace diez años, informó el diario Independent en español.

El presidente de servicios biomédicos de la institución, Chris Hrouda, explicó al diario The New York Times que el organismo suele tener tres días de inventario, y ahora difícilmente mantienen un día.

Según la Cruz Roja, la escasez de sangre ha provocado que algunos hospitales deban cancelar cirugías, y otros impongan un monitoreo muy cercano para el uso de este insumo.

En 2020, la primera crisis de sangre

En marzo de 2020, cuando la pandemia de COVID-19 estaba golpeando de lleno a Estados Unidos, se presentó un primer momento de escasez debido a las restricciones de movilidad para la población y a la cancelación de todo tipo de actividades, incluyendo las campañas de donación de sangre.

La crisis fue de tal magnitud que en abril de ese año, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) suavizó las restricciones para que los hombres homosexuales y bisexuales donaran sangre. Hasta entonces, sólo se aceptaban donaciones de hombres que no hubieran tenido contacto sexual durante los 12 meses previos. A partir de ahí, la restricción se redujo a 3 meses.

Una nueva oportunidad

El primer requisito para que una persona pueda donar sangre es que esté sana, característica que es difícil de cumplir al inicio de año (independientemente de la actual pandemia), pues con la llegada del invierno suelen aumentar las enfermedades respiratorias. Pero si a esto se suman la falta de campañas de donación (que con frecuencia se hacían en escuelas) y la poca disponibilidad de personal de salud, que por el momento debe atender casos de COVID-19, la escasez se ha agudizado de nuevo.

El 11 de enero de este año, la Cruz Roja lanzó una alerta sobre la falta de sangre. A partir de este llamado, organizaciones civiles que defienden a la diversidad sexual, como Human Rights Campaign y la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD, por sus siglas en inglés), se pronunciaron por eliminar las restricciones para que hombres gays y homosexuales donen sangre. Dichas limitaciones han sido calificadas de discriminatorias y arcaicas, ya que fueron establecidas en los años ochenta, cuando iniciaba la epidemia de VIH y no se contaba con los métodos para analizar la sangre de forma segura y rápida en busca de ese virus.

Respecto al tema, Ushma S. Neill, especialista en salud y editora de la revista Journal of Clinical Investigation, y Lala Tanmoy Das, estudiante de doctorado a quien se le ha prohibido donar sangre por ser gay, publicaron un artículo de opinión en el que explican por qué “una solución potencial para ayudar a aliviar parte de la escasez” es eliminar las restricciones contra esta población.

Es más, afirman que, según estadísticas, en Estados Unidos habría más de 7 millones de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, y si pudieran donar sangre libremente, el suministro total anual de sangre aumentaría entre 2 y 4%.

Recuerda que en AHF América Latina y el Caribe trabajamos por servicios de salud de calidad y sin discriminación para todas las personas. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis o necesitas apoyo con tu tratamiento antirretroviral, acércate a nuestras oficinas en tu país o escríbenos por Whatsapp.