¿Te expusiste al VIH? Esto deberías hacer

Sheila
Sheila

Después de los duros años que ha dejado la pandemia de COVID-19, las celebraciones de fin de año parecían el momento perfecto para volver a vivir. Pero si acaso lo tomaste con demasiada intensidad y tantos brindis te llevaron a algún encuentro sexual sin protección, aquí te decimos lo que puedes hacer ante esa situación en la que estuviste expuesto al VIH.

Contactos de riesgo

La euforia de las celebraciones, el exceso del alcohol o el consumo de alguna otra droga pueden haber interferido en tus decisiones para protegerte del VIH. Si tuviste un contacto de riesgo, no sirve de nada lamentarlo, es preferible tomar acciones que te aclaren un panorama que ahora puede estar nebuloso.

Podemos empezar por decir ¿qué es un contacto de riesgo? Este concepto se refiere, principalmente, a una actividad sexual realizada sin protección, es decir, sin métodos de barrera, como los condones externos o internos (también llamados masculinos o femeninos, respectivamente). Además, dicha actividad sexual tuvo que haber involucrado fluidos sexuales como el semen, el líquido preeyaculatorio y los fluidos vaginales, así como la sangre, ya sea menstrual o de otro tipo.

Por otro lado, también se considera un contacto de riesgo al haber compartido equipo de inyección (jeringas o agujas) al usar drogas, ya que hay que recordar que la vía sanguínea es la más eficaz para la transmisión del VIH de una persona a otra.

Ante la duda, hazte la prueba de VIH

Una importante acción que puedes tomar si consideras que estuviste en riesgo de VIH es hacerte una prueba de detección. Hoy en día son muy sencillas de realizar, se pueden hacer en minutos y el resultado es confidencial, por lo que la vergüenza, el estigma y la presión que en algún momento rodearon a este examen han quedado en el pasado.

Las pruebas rápidas (como las que realizamos en AHF América Latina y el Caribe) requieren sólo una gota de sangre que se obtiene de tu dedo, y arrojan un resultado confiable en un lapso de 20 minutos. No olvides que para que este tipo de pruebas funcione correctamente, debes esperar al menos tres meses desde tu último contacto de riesgo, pues este sería un tiempo suficiente para que tu organismo genere anticuerpos contra el VIH, en caso de que el virus estuviera presente.

Además de las situaciones de riesgo explicadas arriba, también es recomendable hacerte una prueba de VIH si te fue detectada alguna otra infección de transmisión sexual (ITS), como sífilis, gonorrea, tricomona, candidiasis, herpes genital, VPH, etcétera, pues dichas infecciones te hacen más vulnerable ante el VIH, o pudieron haber llegado a tu cuerpo al mismo tiempo que el virus.

Y luego ¿qué?

Si te haces la prueba de detección de VIH en un hospital del gobierno o en una organización civil, lo más seguro es que cuentes con una sesión de consejería antes o después de obtener el resultado. Esto es un gran apoyo para que puedas resolver todas tus dudas respecto al tema, con personal especialmente capacitado para esto.

En caso de que el resultado sea negativo, tendrás la tranquilidad de que el virus no está en tu cuerpo y además podrás comenzar a reforzar tus precauciones. Recuerda que el uso constante y correcto del condón es la herramienta más efectiva para prevenir no sólo el VIH, sino también otras ITS e incluso un embarazo que no esté en tus planes.

Por otro lado, si obtuvieras un resultado positivo, las acciones inmediatas ayudarán a mantener tu salud. Es muy importante vincularte a la institución de salud que te corresponda para que inicies tratamiento antirretroviral cuanto antes. Este tratamiento es muy benéfico en dos aspectos:

  • A la persona con VIH, le ayuda a detener la replicación del VIH en el organismo, con lo que el sistema inmunológico se recupera y se puede vivir una vida larga en condiciones muy similares a las de alguien que no tiene VIH.
  • A otras personas, las protege de la transmisión del virus, ya que alguien que tiene VIH pero lo mantiene controlado (indetectable) no puede transmitirlo. A esto se le llama indetectable=intransmisible.

En cualquier caso, saber es poder, y hacerte una prueba de VIH sin duda te ayudará a tomar mejores decisiones por tu salud.

Si quieres hacerte una prueba de detección gratuita acércate a las oficinas de AHF América Latina y el Caribe, estamos en 11 países de la región.