Javier Milei y el papa Francisco rechazan la perspectiva de género

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

En días recientes se fijó la postura de dos líderes argentinos frente a la perspectiva de género. El presidente de Argentina, Javier Milei, prohibió por decreto el uso de lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en toda la administración nacional, mientras que el papa Francisco calificó a lo que llamó “la ideología de género” como “el peor peligro de nuestro tiempo”.

Prohibición en Argentina

El portavoz de la presidencia Argentina, Manuel Adorni, expresó que el gobierno “iniciará actuaciones para prohibir el lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en toda la administración pública nacional”, de acuerdo con lo informado por Animal Político.

La resolución, que fue publicada en la página de la Presidencia, ya había implementado esta medida en el ámbito del Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y los organismos descentralizados vinculados a ese ámbito.

Cuando se le preguntó sobre las razones detrás de la decisión de Javier Milei, Adorni justificó la medida diciendo: “El lenguaje que contempla a todos los sectores es la lengua castellana, no veo por qué tener estructuras. Es un debate en el cual no vamos a participar porque consideramos que las perspectivas de género se han utilizado también como negocio de la política, eso no tiene discusión”.

Aunque el uso del lenguaje inclusivo estaba sujeto a discreción, diversas dependencias estatales lo habían adoptado como una norma habitual. Ejemplos incluyen el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que fue cerrado por el gobierno recientemente al ser incluido en una lista de organismos que “no sirven para nada”.

Rechazo a la inclusión

Con respecto al lenguaje, según las nuevas directrices, “no se va a poder utilizar la letra ‘e’, el arroba, la ‘x’ (para citar el género), y evitar innecesarias inclusiones del femenino en todos los documentos de la administración pública”, explicó el portavoz.

En el ámbito de las Fuerzas Armadas, términos como “sargenta» para referirse a las mujeres o “soldadxs” para identidades no binarias estarán prohibidos oficialmente, según la resolución firmada por el ministro de Defensa, Luis Petri, el 23 de febrero.

Milei, autodenominado como un “libertario anarcocapitalista”, ha expresado públicamente su oposición al lenguaje inclusivo y a lo que él denomina como “ideología de género”. Según el presidente, esto forma parte del “adoctrinamiento” del “marxismo cultural”, un supuesto movimiento destinado a revertir el orden social en Occidente.

El papa advierte sobre “peligro”

En repetidas ocasiones, el papa Francisco ha expresado críticas hacia lo que él llama “colonización ideológica”, describiéndola como una “expresión de frustración y resignación” o como algo “muy peligroso”.

En su discurso de principios de año ante el cuerpo diplomático, nuevamente condenó la perspectiva de género, anunciando que había “solicitado investigaciones sobre esta fea ideología de nuestro tiempo” que, según él, “anula las diferencias y hace que todo sea igual”, reportó el servicio de noticias del Vaticano.

El papa no pudo estar presente en la ceremonia, que era la recepción en el Vaticano de los participantes en la conferencia “Hombre-Mujer, Imagen de Dios. Por una antropología de las vocaciones”, debido a un resfriado, por lo que su colaborador, monseñor Filippo Ciampanelli, fue el encargado de leer el texto preparado.

La temática ya había sido abordada en el documento de la Congregación para la Educación Católica titulado “Varón y mujer los creó. Para una vía de diálogo sobre la cuestión del género en la educación”, publicado en junio de 2019.

En el discurso leído el pasado 1 de marzo, el papa afirmó que “borrar la diferencia es borrar la humanidad. El hombre y la mujer, en cambio, se mantienen en fecunda ‘tensión’”.

Importancia de la perspectiva de género

Frente a las posturas de Javier Milei y del papa Francisco que cuestionan la perspectiva de género, es importante destacar que esta perspectiva no busca eliminar las diferencias entre los géneros, sino reconocerlas y valorarlas equitativamente.

La perspectiva de género aboga por la igualdad de oportunidades y derechos para todas las personas, independientemente de su género, y busca desafiar las normas tradicionales que perpetúan estereotipos y desigualdades. 

Al promover la inclusión y la diversidad, la perspectiva de género contribuye a construir sociedades más justas y respetuosas, donde cada persona pueda alcanzar su máximo potencial sin restricciones basadas en roles predefinidos. En este sentido, se trata de un enfoque necesario para avanzar hacia una sociedad más igualitaria y libre de discriminación de género.

Recuerda que en AHF América Latina y el Caribe tenemos espacios inclusivos y libres de discriminación. Si quieres hacerte una prueba de VIH gratis, acércate a nuestras oficinas, estamos en 11 países de la región.