Mejor atención del VIH impacta diferente a hombres blancos y negros

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Un estudio que simuló una mejora en los servicios de atención del VIH entre hombres que tienen sexo con otros hombres según su racialización encontró que el resultado de dicha mejora mantendría las desigualdades entre estas poblaciones en Estados Unidos.

La investigación, realizada por equipos de Massachussets y Tenessee y publicada en la revista científica JAMA Network, decidió abordar las importantes desigualdades raciales que existen en el continuo de atención del VIH en hombres que tienen sexo con otros hombres en Estados Unidos.

Panorama de desigualdad

Hoy en día, aún existen importantes desigualdades en el continuo de atención del VIH en Estados Unidos. Las personas negras que viven con VIH llevan una carga desproporcionada de la situación debido, en parte, a factores estructurales como el estigma, el racismo y otros determinantes sociales de la salud.

Por ejemplo, se sabe que las personas negras con VIH tienen menos probabilidades de recibir un diagnóstico oportuno, de recibir atención constante para el VIH y de lograr el control del virus (supresión virológica) en comparación con las personas blancas que viven con VIH.

Estas desigualdades son especialmente evidentes entre los hombres que tiene sexo con hombres. Menos del 85% de estos hombres negros que viven con VIH que reciben atención lograron la supresión virológica en 2021, en comparación con más del 90% de los hombres blancos con VIH. Cabe recordar que no alcanzar la supresión virológica aumenta las complicaciones de salud, la mortalidad y la transmisión del VIH.

Según señala el equipo de investigación, las razones de estas desigualdades son multifactoriales y están arraigadas en factores sociales y estructurales, entre ellos el legado de la esclavitud, el encarcelamiento masivo, la desigualdad de ingresos y el estigma a nivel comunitario.

Modelo de cambios

La Estrategia Nacional contra el VIH/sida de Estados Unidos incluye reducir las desigualdades en el continuo de atención del VIH como uno de sus 4 principios clave.

Los autores del estudio sostienen que, para lograr la equidad en la salud, se debe invertir en intervenciones que aborden los múltiples factores que impulsan las desigualdades raciales, así como en evaluaciones de metas de salud pública para determinar estrategias efectivas.

Para la investigación se utilizó un modelo de simulación que evaluó las posibles implicaciones de diferentes metas en el continuo de atención del VIH, examinando qué estrategias reducirían las diferencias en la esperanza de vida y mejorarían los resultados entre los hombres negros y blancos que tienen relaciones sexuales con otros hombres y viven con VIH. 

Resultados del estudio

El estudio simuló el estado actual de la atención utilizando estimaciones específicas por racialización: edad al momento de la infección, tiempo hasta el diagnóstico, recepción de atención y supresión virológica.

Luego, el estudio proyectó los resultados de alcanzar metas centradas en la equidad frente a metas no centradas en la equidad al simular dos mejoras iguales en las metas de atención (aumento del 10% en la recepción de atención y aumento del 5% en la supresión virológica), tres metas centradas en la equidad (pruebas anuales de VIH, el 95% recibiendo atención del VIH y el 95% de supresión virológica) y, por último, un continuo de atención equitativo con pruebas anuales de VIH, el 95% recibiendo atención y el 95% de supresión virológica en ambas poblaciones.

En la simulación, la edad media al momento de la infección por VIH fue de 27 años para hombres negros y 35.5 años para hombres blancos. En el estado actual, la edad media al momento de la muerte sería de 68.8 años para hombres negros y 75.6 años para hombres blancos.

Las mejoras iguales en las metas de atención resultarían en 0.5 años ganados de vida (AGV) para hombres negros y de 0.5 a 0.9 AGV para hombres blancos. Lograr cualquier meta centrada en la equidad resultaría en 0.5 a 1.7 AGV para hombres negros y de 0.4 a 1.3 AGV para blancos.

Con un continuo de atención equitativo en comparación con el estado actual, hombres negros y blancos ganarían 3.5 y 2.1 años de vida, respectivamente.

Persiste la desigualdad

Los investigadores concluyen que las mejoras iguales en la atención del VIH para hombres negros y blancos mantuvieron o empeoraron las desigualdades. Estos resultados sugieren que las metas centradas en la equidad para el continuo de atención del VIH son fundamentales para mitigar desigualdades de larga data en los resultados del VIH.

Recuerda que, si ya tienes un diagnóstico de VIH, el tratamiento antirretroviral te permitirá vivir una vida larga y más saludable. Si no has iniciado el tratamiento o lo suspendiste y quieres retomarlo, en AHF América Latina y el Caribe podemos ayudarte. Localiza nuestras oficinas más cercanas a ti o escríbenos por Whatsapp, estamos en 11 países de la región.