Orinar Post-Sexo: ¿Cuándo es Realmente Necesario?

Sheila
Sheila

Aunque puede ir en contra de la idea romántica de permanecer en un largo abrazo después de las relaciones sexuales, hay muchas voces que recomiendan ir a orinar lo más pronto posible. ¿Sabes de dónde viene esta sugerencia?

Infecciones Urinarias y Relaciones Sexuales: Conexiones Cruciales

La salida del aparato urinario se encuentra en los genitales, por lo que la actividad sexual no podría ser totalmente independiente de estos órganos. El tracto urinario está compuesto por:

  • Los riñones: los órganos que procesan algunas sustancias químicas que se desecharán mediante la orina
  • Los uréteres: dos conductos que conducen la orina desde los riñones hacia la vejiga
  • La vejiga: el órgano donde se acumula la orina
  • La uretra: el conducto por el que la orina sale al exterior

Tanto en hombres como en mujeres, la uretra desemboca en dos estructuras involucradas en las relaciones sexuales: la vulva y el pene. Es por esto que algunas bacterias nocivas pueden llegar hasta ese conducto durante la actividad sexual de varios tipos.

Por ejemplo, tocar los genitales de la pareja sin haberse lavado las manos previamente puede depositar gérmenes justo en la entrada de la uretra. En otros casos, tocar (ya sea con las manos o cualquier otra parte del cuerpo) el ano de la pareja y luego tocar la vulva muy posiblemente transportará bacterias fecales hasta la uretra.

De igual modo, compartir juguetes sexuales entre dos personas o utilizarlos primero en el ano y luego en la vulva o pene, sin lavarlos, también puede llevar microorganismos de un lado a otro.

Por todo esto, orinar después de la relación sexual puede ayudar a que el chorro de la orina arrastre las bacterias lejos del tracto urinario, evitando que ingresen a él.

Esta es una recomen dación que, por un lado, hacen instancias tan serias como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, pero a la vez, estudios como uno publicado en 2016 desmienten, ya que no pudieron comprobar el beneficio de orinar luego del sexo. En todo caso, los autores de dicha investigación reconocen que hacerlo no perjudica en nada a la salud y sí puede ser una acción lógica después del coito.

Consejos para la Prevención de Infecciones: Más Allá del Orinar Después del Sexo

Algo que es importante aclarar es que orinar luego del sexo no ayuda en nada contra las infecciones de transmisión sexual (ITS), como el VIH, la gonorrea, la sífilis, la clamidia, la tricomona, entra otras.

Las ITS se transmiten mediante los fluidos sexuales (como semen y lubricación vaginal) o la piel del área, y atacan los órganos genitales y/o el aparato reproductor, por lo que la orina no evitará que lleguen a su destino.

Por otro lado, algunas de las ITS sí pueden favorecer la aparición de infecciones urinarias, como es el caso de la clamidia. Sin embargo, también debes saber que las infecciones de vías urinarias como tales no se transmiten de una persona a otra.

Higiene Íntima: Prácticas Esenciales para Evitar Infecciones

Las molestias provocadas por las infecciones del tracto urinario son bastante características, es decir, no es fácil confundirlas con otros padecimientos, por lo que si te está afectando una de estas infecciones, lo sabrás. También hay que decir que son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, pero ellos también están propensos a padecerlas.

Los principales síntomas son dolor o ardor al orinar, necesidad frecuente de orinar, escaso volumen de orina aunque la urgencia sea muy grande, sangre en la orina, calambres o presión en el abdomen bajo o un olor fétido en la orina. Si la infección ha avanzado y logró llegar hasta los riñones, los signos de alarma incluyen fiebre, dolor en la espalda baja, náusea y vómito.

Además de orinar luego del sexo, otras formas en las que puedes prevenir las infecciones urinarias son:

  • Ir a orinar cuando se siente la necesidad
  • Mantenerse hidratado
  • Tener buena higiene
  • Limpiarse la orina de adelante hacia atrás
  • Usar condón durante las relaciones sexuales, en especial durante el sexo anal
  • Limpiar perfectamente los juguetes sexuales

Cuando se tiene una infección urinaria, sostener relaciones sexuales se vuelve muy incómodo y puede ser hasta doloroso, por lo que si detectas alguno de los problemas arriba mencionados, acude con un médico que pueda darte un diagnóstico preciso y prescribirte el tratamiento adecuado (generalmente con antibióticos).

Cuídate y cuida a otros utilizando condón en todas tus relaciones sexuales. Recuerda que en AHF América Latina y el Caribe los tenemos gratis para ti. Localiza nuestra oficina más cercana en tu país y acude o escríbenos por Whatsapp para conocer todos nuestros servicios.