Sexo entre mujeres: cómo hacerlo mejor y más seguras

Sheila
Sheila

Cuando se habla de prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS), todo suele centrarse en el sexo entre un hombre y una mujer. Un segundo grupo por el que se muestra preocupación es el de hombres que tienen sexo con hombres, pero la conversación usualmente no abarca las relaciones entre mujeres.

Este discurso que no menciona a las mujeres que tienen relaciones con otras mujeres pareciera decir, implícitamente, que ellas no corren el riesgo de contraer ITS, cuando la realidad no es en absoluto esa.

Las mujeres lesbianas también pueden tener infecciones y transmitirlas, pero la buena noticia es que, de igual forma, pueden protegerse de dichas infecciones y tener una vida sexual plena y sin riesgos.

Sexo Seguro entre Mujeres: Estrategias para Protegerse

Existen numerosos virus, bacterias, hongos y parásitos que se transmiten durante el contacto sexual sin necesidad de una penetración (ya sea con un pene o con un juguete sexual).

Nadie quiere a estos “invitados” en su fiesta, por lo que el primer paso para cuidarte es estar consciente de que pueden llegar. La gonorrea, la clamidia, la tricomoniasis, el virus del papiloma humano (VPH), la hepatitis B, el herpes, el molusco contagioso y las ladillas pueden transmitirse con las relaciones sexuales entre mujeres.

Incluso existe cierto riesgo de transmitir el VIH, ya que la presencia del virus en los fluidos vaginales y la sangre menstrual está bien documentada. No hay estudios científicos publicados acerca de este tema, pero sí se han registrado algunos casos de transmisión entre mujeres.

Recuerda que, aunque algunas de estas infecciones tienen síntomas como flujo amarillento, blanquecino o verdoso, o lesiones en la piel del área genital, esto no siempre sucede, o no siempre la relación sexual acontece cuando la otra persona muestra síntomas claros.

Y dado que una inspección visual de los genitales de tu pareja no es un método seguro de “diagnóstico”, lo mejor es considerar la protección como parte de la relación sexual desde un principio.

Cinco pasos para la Protección

Las estrategias que puedes usar para evitar una ITS son bastante sencillas de seguir, por lo que se pueden resumir de esta forma:

  1. Usa barreras de látex. Cuando tú y tu pareja practiquen sexo oral voca-vagina o voca-ano, coloquen una barrera contra las ITS. Ésta puede ser una barrera dental o un condón cortado a lo largo, y coloca el material sobre el área que se va a estimular.
  2. Utiliza guantes. En especial si vas a insertar dedos en la vagina o el ano, los guantes de látex son una buena protección para evitar transportar gérmenes e incluso para prevenir rasguños en esas partes tan delicadas.
  3. Limpia tus juguetes sexuales antes y después de usarlos. Ya que los juguetes sexuales entran en contacto con las mucosas, y éstas son un tejido fácilmente traspasable, limpiar los juguetes antes de su uso evitará llevar gérmenes a esos órganos. Lavarlos después de usarlos es una medida básica de higiene.
  4. Lávate bien las manos. Para evitar transportar gérmenes hacia el cuerpo de tu pareja, es importante lavarte bien las manos, incluyendo el área debajo de las uñas. Esto puedes hacerlo con un cepillo especial o un cepillo de dientes que destines para ese uso solamente.
  5. Usa condón en tus juguetes sexuales. Si compartes juguetes con tu pareja, es necesario poner un condón nuevo cada que el juguete cambie de persona o cada que cambie de una parte del cuerpo a otra (por ejemplo, del ano a la vagina).

Si este es un tema que hayas tratado con tu pareja, siempre es buen momento para comenzar. No se trata de reclamos ni señalamientos, sino de procurar una seguridad placentera y más segura para las dos.

Si quieres obtener condones gratis o hacerte una prueba de detección de VIH sin costo, no dudes en acercarte a los servicios que te ofrecemos en AHF América Latina y el Caribe. Localiza nuestra oficina más cercana en tu país y con gusto te atenderemos.